Vitalia Salud Blog

Gana con Vitalia Salud

En Vitalia, tu salud y la de tus seres queridos es lo más importante para nosotros. Por ese motivo hemos creado el plan de referidos. En este plan tú puedes regalar salud. Sí, así como lo leíste. Si eres usuario de Vitalia Salud y te gustaría acumular meses gratis, solamente ayuda a suscribir amigos regalándoles un mes gratis y por cada 3 amigos que se suscriban tú ganarás un mes gratis.

 

En esta promoción podrán participar todas las personas que se suscriban en los servicios de la empresa denominados Vitalia Salud y Team Sannas, correspondientes a los planes: Eco, Classic, Life, Premium, Adulto Activo, Básico, Inter y Plus. La persona que se suscribe podrá recomendar o referir los servicios adquiridos a sus contactos (personas referidas) mediante un enlace electrónico único que se le será asignado. Ahora bien, para acceder al mes gratis la persona referida deberá contratar alguno de los planes antes mencionados.

 

Adicionalmente, si tú suscribes a 100 personas o referidos, obtendrás como premio un teléfono celular Samsung Galasxy S8. Por el otro lado, si suscribes a 250 personas o referidos, tendrás como premio un viaje todo pagado con estadía para 2 personas durante 6 días a Cartagena – Colombia.

 

La fecha de entrega de premios es desde el 20 de octubre del 2017 hasta el 31 de diciembre del 2017 en las oficinas de Vitalia Salud ubicadas en la Calle Chuquisaca

Nro. 737 en el Loby de la Clínica Foianini. Si quieres solicitar más información, no dudes en contactarnos dando clic aquí.

 

¡Atrevéte a ganar con Vitalia Salud y comienza a regalar salud a tus amigos!

Diferencias entre pulmones sanos y de fumadores

Mandalas. Mejora el rendimiento de tu personal en 5 minutos

Todas las compañías desean empleados con un alto nivel de rendimiento pues requieren que sean productivos. Pareciera imposible, pero esto se puede lograr en cinco minutos por medio de mandalas. Seguramente te estarás preguntando ¿qué es un mandala? Pues bien, se trata de un arte milenario que permite, por medio de un soporte gráfico, llegar a la relajación, concentración y meditación. La definición literal de “mandala” es círculo. La palabra se compone de “manda” que significa esencia y contenedor, por lo que un mandala es “lo que contiene la esencia”.

Seguramente en tu acontecer diario ya te has encontrado con algunos, pues los podemos encontrar en los círculos concéntricos que genera una gota de agua, un pez, una hoja en una superficie acuática, en el círculo formado por los pétalos de las flores, en una telaraña, en los ciclones y torbellinos. De hecho, el planeta Tierra es en sí un mandala al igual que la Vía Láctea y las células de nuestro cuerpo.

Los mandalas son representaciones geométricas y simbólicas del universo y de uno mismo. Le permitirán a tus empleados expresar su propia naturaleza y su creatividad, pues consiste en colorear dibujos preestablecidos. Esta técnica de meditación activa puede contribuir a que las personas se concentren y mediten sobre temas concretos, entren en contacto con la propia esencia, se expresen mejor con el mundo exterior, desarollen su paciencia, despierten sus sentidos y escuchen su intuición.

En conclusión, está técnica brindará diversos beneficios a tus empleados; por ende, podrás ver una mejora en su rendimiento.

Fuente:

Pedagogía 3000 – Mandalas Anti-estrés y concentración para grandes y pequeños Nivel III, La Paz – Bolivia.

Alboan E. Los Mandalas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Lisboa. Febrero 2008.

Trabaja bajo presión sin estrés

Hoy en día, la creciente presión en el entorno laboral provoca estrés en muchos trabajadores. Esto puede ocasionar la saturación física o mental de los empleados. Contrario a lo que se cree, los trabajadores que laboran bajo condiciones estresantes no son más productivos. De hecho, faltan más, son más impuntuales, les falta motivación, se enferman más y, en ocasiones, renuncian. Está claro que las exigencias laborales no van a disminuir con el tiempo. Al contrario, estas seguirán aumentando, entonces ¿qué se puede hacer para que el estrés no nos afecte? Existen algunas cosas que tú como empleado puedes llevar a cabo para lograr un trabajo bajo presión sin estrés.

 

Acciones que puedes realizar a nivel personal

  • Visualiza objetivos a corto y mediano plazo tanto en tu vida personal como en tu vida profesional.
  • Duerme 7 u 8 horas. En caso de no dormir lo suficiente, toma una siesta no superior a 15 minutos.
  • Toma un descanso de 5 minutos, y haz estiramientos, escucha música relajante, respira profundo o lee 5 páginas del libro de tu elección.
  • Toma agua. Al menos 5 vasos al día.
  • No te saltes comidas. Ten a la mano snacks saludables (frutos secos, yogurt bajo en grasa, granola, chocolate amargo, entre otros).
  • Reduce tu consumo de sal, café, té, tabaco y alcohol.

 

Acciones que puedes realizar en el trabajo

  • Personaliza tu área de trabajo con fotografías, música, adornos, frases motivacionales, etc.
  • Ve las tareas y contratiempos como desafíos que te harán crecer.
  • Si no avanzas con una tarea, haz otra o para y salte del lugar unos minutos.
  • Cambia tu forma de ver los conflictos para que puedas proponer soluciones.
  • Anota el tiempo que te llevará realizar tus actividades en una agenda. No anotes más cosas de las que puedes hacer.

 

Acciones que puedes realizar en tu tiempo libre

  • Dedica una parte de tu día a una actividad de ocio sin culpa alguna como leer, ir al cine, hacer deporte, escuchar música, pintar, etc.
  • Dedica tiempo a tu familia y amigos. Descansa y no traigas problemas del trabajo a la casa.
  • Realiza alguna actividad física. Esto te ayuda a relajarte, ya que elimina tensiones.
  • No le saques la vuelta a las escaleras. Aprovecha cualquier oportunidad que tengas para moverte.

 

 Acciones que puedes realizar con la gente que te rodea

  • Admitey demanda crítica. Expresa tu punto de vista de una manera respetuosa.
  • Pide ayuda. Hablar de problemas, ideas o confusiones con otras personas te ayudará a disminuir la sensación de frustración.
  • Aprende a decir “no”. Es sano ser algo egoísta, pues resulta imposible complacer a todo el mundo.
  • Perdona, comprende y tolera a las personas que te rodean. Deja ir el odio y el rencor, pues rara vez te ayudan a avanzar.

¿Conoces los síntomas del estrés laboral?

El estrés laboral es un problema que afecta a muchos, por eso es importante saber reconocer las señales que envía el cuerpo para tomar las medidas necesarias y evitar consecuencias más graves.

Señales de aviso temprano del estrés laboral

– Dolor de cabeza
– Alteraciones de descanso
– Dificultad para concentrarse
– Mal humor
– Alteraciones del estómago

– Fatiga
– Aumento o falta de apetito

 

Señales emocionales del estrés laboral

– Ansiedad
– Apatía
-Depresión
-Irritabilidad
– Insomnio

De igual manera, el estrés puede afectar diferentes ámbitos de la vida de una persona:

  • Cognitivos: verse sometido a situaciones de estrés por periodos prolongados afecta la memoria, la atención y la capacidad de concentración, impactando de manera negativa en el desempeño de las tareas diarias.
  • Físicos: debido a trastornos del sueño, pérdida de apetito, se presentan molestias corporales difusas, dolores de cabeza o de otras partes del cuerpo, náuseas, vómitos y alteraciones en la piel, como sarpullido.  
  • Emocionales e interpersonales: deterioro en las relaciones con los demás, incluso con la a familia y los amigos, pues la persona afectada se va aislando cada vez más.

 

Identificar estos cambios en la conducta o el estado de ánimo a tiempo ayudará a evitar crisis tanto personales como laborales. Quizá no está en tu poder controlar todas esas situaciones que causan estrés, especialmente en el trabajo, pero busca siempre estrategias para manejarlo, de modo que logres ser funcional, eficiente y feliz.

Fuente: IMF

¿Cómo influye mi peso en la probabilidad de padecer diabetes?

Si sufres de obesidad, es más probable que desarrolles diabetes. Conoce cómo prevenirlo.

 

Existen varios factores por las que una persona pudiera desarrollar diabetes tipo 2, entre ellos se encuentra el sedentarismo, la presión alta y sobre todo, el sobrepeso. Se ha demostrado que mientras mayor sea el sobrepeso de una persona, mayores serán las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, por lo que es muy importante tener un control sobre este indicador.

¿Cómo puedo saber si tengo obesidad?

Una de las maneras para determinar si alguien sufre de sobrepeso u obesidad, es calculando el IMC, o índice de masa corporal, lo puedes calcular dividiendo nuestro peso entre el cuadrado de tu altura.  Por ejemplo:

  • Altura = 1.65 m
  • Peso = 68 kg
  • Calculo: 68/(1.65)2 = 24.98

Si obtienes un resultado mayor de 25, entonces podría ser probable que sufras de sobrepeso.

Otra clase de obesidad es la abdominal, esto ocurre cuando la grasa se acomula en la parte central del cuerpo a la altura del ombligo. Esta grasa afecta principalmente al hígado y el páncreas, lo que se traduce en mayor resistencia a la insulina. Esto aumenta en gran medida la probabilidad de sufrir diabetes tipo 2.

Para saber si cuentas con exceso de grasa abdominal, solamente tienes que medir tu cintura con una cinta métrica y procurar no sobrepasar estos resultados:

  • Mujeres: perímetro superior de 80 cm
  • Hombres: perímetro superior de 90 cm

Aunque no sufras de obesidad, existe un riesgo mayor de padecer altos niveles de glucosa o colesterol si la zona de tu abdomen sobrepasa estos números.

¿Cómo prevenir la diabetes por sobrepeso?

Para prevenir la diabetes, es importante que practiques al menos 30 minutos de alguna actividad física de manera diaria, o al menos 5 días a la semana. También es muy importante llevar una dieta o alimentación sana y equilibrada. En resumen, trata de llevar una vida saludable y más natural.

Si tienes 45 años o más y tienes obesidad, es muy importante que acudas a tu médico para realizarte una prueba de diabetes.

 

Fuente: Oment

Verduras congeladas, ¿una buena opción?

¿Sabías que las verduras congeladas tienen casi las mismas propiedades que las verduras frescas? Además de ser prácticas, las verduras congeladas mantienen su valor nutricional debido al proceso al que son sometidas. Ya que el tiempo que transcurre entre la recolección y la congelación del vegetal es de tan solo unas horas, se logra conservar sus cualidades nutritivas.
Así que si en el supermercado evitas los congelados, considera la siguiente información que te compartimos en Vitalia para que conozcas más sobre el consumo de verduras en esta presentación.

En primer lugar, las verduras congeladas ya están limpias, enteras o troceadas y listas para su cocción. Esto se traduce en menos tiempo en la cocina preparando los alimentos del día.


Por otra parte, se han realizado estudios que concluyen que no hay diferencias nutricionales significativas entre las verduras y frutas frescas o congeladas, siendo incluso mayores los beneficios de estas últimas. En la investigación coordinada por la Universidad de Georgia y publicada en Journal of Food Composition and Analysis, se observaron los valores nutricionales de varias frutas y verduras durante dos años. Teniendo en cuenta los resultados obtenidos en componentes como la vitamina C, la vitamina A y el ácido fólico, los test desvelaron que las versión congelada alcanzaba valores superiores.

 

 

Otra investigación realizada en la Universidad de California, encontró que las espinacas congeladas tienen mayor aporte de vitamina C que el de las espinacas frescas consumidas a los tres días de su recolección, mientras que el brócoli congelado tiene más vitamina B que el brócoli fresco.

La doctora y nutricionista Caridad Gimeno comenta en una entrevista para El País que esto se debe a que los productos destinados a la congelación son seleccionados y procesados en sus mejores condiciones, es decir, justo en el momento de su recolección, cuando apenas han perdido su valor nutritivo

Para realizar el proceso, hay un máximo de 12 horas entre la recogida, envasado y congelación de las verduras. El proceso de congelación mantiene los minerales, vitaminas y sabor de intactos. Un dato curioso: se llegan a perder más vitaminas en las verduras  si no las consumes antes de pasadas 24 horas desde que las compraste.

 

 

Otra de las grandes ventajas de las verduras congeladas, es que puedes disponer de una amplia selección de variedades durante todo el año. No hay temporadas como con las verduras o frutas frescas, de manera que podrás tener los ingredientes que necesites para preparar aquel platillo que tanto te gusta sin importar la época. Además, las verduras congeladas están libres de colorantes y otros aditivos.
No olvides que una vez que hayas descongelado las verduras, conviene cocinarlas ese mismo día o consumirlas en un plazo máximo de 4 días posteriores. No deben congelarse de nuevo, ya que perderían sus cualidades originales.

Por último, considera que los productos congelados también tienen fecha de caducidad. Las vitaminas se pierden y las grasas se vuelven rancias con el paso del tiempo, aún estando congelado el alimento. El deterioro depende de forma directa de la composición de cada alimento, si congelaste tus propias frutas o verduras, un plazo de seis meses, con un máximo de un año es lo recomendable.

Recuerda que el consumo de verduras es vital para mantener una buena salud. Si tu pretexto es que no tienes tiempo para dedicar a la preparación de tus comidas, las verduras congeladas son la mejor opción para que incorpores alimentos más nutritivos a tu dieta diaria.

 

Fuente:  Eroski Consumer, El País, El Confidencial

¿Por qué invertir en tu salud?

Invertir en tu salud y la de tu familia es, sin duda, una de las mejores decisiones que puedes tomar. Prevenir es vital si piensas formar un patrimonio, un accidente o una enfermedad que se compliquen pueden significar un duro golpe en la economía familiar. Por eso es necesario estar protegido, invertir en tu salud es, justamente, una necesidad y no un lujo.

 

Considera estas preguntas clave: ¿hay predisposición a ciertas enfermedades en tu familia?, ¿tienes hijos pequeños o planeas dar ese paso próximamente?, ¿practicas algún deporte de riesgo? Si respondiste que sí a alguna, entonces debes considerar adquirir una cobertura de gastos médicos.


Define lo que necesitas y lo que más te conviene de acuerdo a tus metas u objetivos.  Con la planificación correcta,  puedes cubrir el costo del seguro sin contratiempos y disfrutar de sus beneficios. Una de las opciones más convenientes son los Servicios Integrados de Salud, que tienen como enfoque brindar un servicio completo de salud por parte de instituciones médicas a precios accesibles.

¿Has escuchado hablar de Vitalia Salud? Este servicios es el plan de salud de Clínica Foianini que te permite acceder a los mejores cuidados y servicios médicos de excelencia por un costo mensual.


Vitalia Salud te ofrece 3 planes para satisfacer tus necesidades: Classic, Life y Premium. Cualquier de los tres planes pone a tu disposición los servicios de la Clínica Foianini al 100%, sin pagos adicionales y medicina preventiva incluida. Sobra decir que la prevención primaria, es decir, evitar que aparezcan las enfermedades, es de suma importancia. Contar un servicio médico que cubra esta rama, es lo ideal.  


Apenas el mes pasado, Vitalia Salud celebró sus 3, 000 usuarios. Los beneficios de los sistemas integrales de salud y la importancia de la medicina preventiva son medulares para entender porqué Vitalia Salud es una de las opciones más completas del mercado.  Si quieres conocer más de los planes que se ofrecen, visita el sitio web y deja tus datos.

 

Fuente: El Día, Vitalia Salud

 

7 datos sobre la diabetes que debes saber

En el portal de Fundación para la Diabetes se indica que esta enfermedad es la cuarta causa de muerte en la mayoría de los países desarrollados, pero también es una epidemia relativamente nueva para los países en vías de desarrollo y aquellas naciones recientemente industrializadas.

Las cifras de pacientes con diabetes siguen elevándose y se debe en gran medida al estilo de vida cada vez más sedentario de la población en general y de los niños en particular, así como de una mala la alimentación.
A continuación algunas datos importantes que debes saber sobre la diabetes para que tengas un contexto más concreto de sus implicaciones.

 

Más de 400 millones. Es el número de personas que tienen diabetes, la OMS cree que la cifra se podría duplicar en los próximos 20 años. La OMS declaró el año pasado en su primer “Informe mundial sobre la diabetes”, que una de cada 11 personas en el mundo ya padece el trastorno. Según las estimaciones, alrededor de 422 millones de adultos tenían diabetes ya en 2014, y la cifra no ha ido sino en aumento. 

 

 

Dos grandes tipos:

a)Diabetes tipo 1: el paciente no produce insulina por sus propios medios. Cuando se diagnostica la diabetes tipo 1, el cuerpo ataca por error las células productoras de insulina en el páncreas.

b)Diabetes tipo 2: la sufren personas que sí producen su propia insulina, pero en cantidades insuficientes o bien, su cuerpo no responde a la señal de insulina que le está enviando y no la procesa. Normalmente, la sufren personas con sobrepeso y una rutina sedentaria.

 

Pero también existe la diabetes gestacional. Durante el embarazo, puede presentarse un aumento del azúcar en sangre. Si bien los indicadores ascienden a niveles que superan el rango normal, siguen siendo son inferiores como para diagnosticar diabetes. Las mujeres que lo padecen durante los 9 meses de gestación pueden sufrir más complicaciones en el embarazo y el parto, así como ser más propensas a  padecer en un futuro diabetes de tipo 2.

 

Prevención. La diabetes tipo 2, la que más afecta a las personas, puede prevenirse llevando buenos hábitos alimenticios y una rutina moderadamente activa. La OMS asegura que se puede reducir drásticamente el riesgo de desarrollar este tipo de diabetes. 

 

Causa mortal. La OMS prevé que en 2030, la diabetes se convertirá en la séptima causa mundial de muerte.


Un peligro para el corazón. Entre el 50% y el 80% de las muertes de pacientes diabéticos se deben a problemas derivados de la enfermedad, la mayoría de ellos cardiovasculares.

 

La pobreza, factor crucial. La OMS asegura que que el 80% de las muertes por diabetes se registran en países con ingresos medios y bajos. Esto se debe, entre otras cosas, a que la comida poco nutritiva suele ser más económica que una ensalada.

 

Fuente: OMS, Women’s Health, Fundación para la Diabetes, Medline Plus

Lo que tienes que saber sobre la insulina

Antes del descubrimiento de la insulina, la diabetes era poco menos que una sentencia de muerte. Lo cierto es que la insulina ha salvado miles de vida, pero, ¿por sabes exactamente qué es? ¿o por qué algunas personas necesitan dosis inyectadas? En Vitalia te compartimos información de utilidad sobre la cuestión.


¿Qué es la insulina?
La insulina es una hormona producida por el páncreas que desempeña un papel fundamental en el metabolismo de las grasas y los carbohidratos y es liberada en la circulación después de que se ingieren alimentos. Una vez degradados éstos en el estómago, los ácidos grasos, proteínas, glucosa y demás nutrientes pasan al torrente sanguíneo y es la insulina la encargada de llevar glucosa a los músculos, el hígado y los adipocitos, en donde se quema para producir energía. El organismo humano necesita niveles de glucosa adecuados para funcionar satisfactoriamente, pero demasiada glucosa en la sangre puede resultar dañina.

¿Cómo se relaciona la insulina con la diabetes?
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa en la sangre son más elevados de lo normal. Cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no usa la insulina debidamente, se habla de diabetes tipo 1 o 2.
Sin insulina, la glucosa permanece en la sangre y se pasa a través de los riñones a la orina. Los diabéticos producen una gran cantidad de orina, y ya que la glucosa extrae el agua del cuerpo, el resultado es una sensación casi permanente de sed. Por otro lado, la pérdida de peso y la falta de energía se presentan cuando la glucosa no puede entrar en las células del cuerpo.

Resistencia insulínica
La diabetes tipo 2 comienza con un trastorno llamado resistencia insulínica, en donde las células dejan de responder eficazmente a la presencia de esta hormona. La primera reacción del organismo es producir más insulina. Durante esta fase, todavía puede revertirse el curso de la enfermedad siguiendo un régimen alimenticio más adecuado y haciendo actividad física con regularidad. Los pacientes que presentan resistencia a la insulina pueden tomar medicamentos recetados para detener el avance del padecimiento. Sin embargo, cuando las células del páncreas (llamadas beta o islotes) finalmente dejan de funcionar, el paciente necesitará insulina artificial para sobrevivir y, como consecuencia, será un diabético insulinodependiente.  
En cambio, cuando el cuerpo no puede producir insulina, una deficiencia tal vez causada por la genética o una respuesta inmune desencadenada por un virus, se habla de diabetes tipo 1.

Cabe señalar que la diabetes tipo 2 se puede prevenir modificando ciertos hábitos en el día a día. Es importante realizar un chequeo preventivo al menos una vez al año para descartar prediabetes o tratarla si se da el caso, llevar una dieta nutritiva e incorporar actividad física a tu rutina.  El sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad, son los verdaderos factores de riesgo de la diabetes tipo 2.

 

 

Tipos de insulina

Hay cuatro tipos de insulina en el mercado: de acción rápida, simple o de acción breve, de acción intermedia y de acción prolongada. Son clasificadas por categoría de acuerdo con el tiempo que tardan en surtir efecto y con el tiempo durante el cual permanecen activas en el organismo. Algunos tipos de insulina inyectable presentan una mezcla de dos tipos de insulina. La insulina puede administrarse debajo de la piel con una aguja desechable, con un bolígrafo de insulina, un inyector a presión (rocía la hormona dentro de la piel) o  la bomba de insulina, que los pacientes portan continuamente.

La insulina en bolo es de acción rápida y se usa antes de las comidas para controlar el aumento de glucosa después de la ingesta de alimentos. En cambio, la insulina basal es de acción prolongada o intermedia y controla el nivel de glucosa en la sangre entre las comidas y durante la noche; generalmente se usa una o dos veces al día. Por su parte, la insulina premezclada es una combinación de insulina en bolo e insulina basal que controla el nivel de glucosa en la sangre después de comer y entre comidas; por lo general se usa dos veces al día antes del desayuno y la cena.

La clase de insulina que recete el médico depende del tipo de diabetes que se padezca, el estilo de vida del paciente, su edad y la reacción de su cuerpo a la insulina.

Ninguna otra droga en la historia de la medicina cambió las vidas de tanta gente tan repentinamente como lo hizo la insulina.  Gracias a los avances de la ciencia, la diabetes ya no una enfermedad mortal, siempre que se lleve el tratamiento adecuado. Es importantísimo fomentar la cultura de la prevención y saber detectar a tiempo las señales que el cuerpo envía.

 

Fuente: Reader’s Digest, Healthline, Hormone Health, Fundación para la Diabetes

Top