Vitalia Salud Blog

Cómo proteger a niños y adultos mayores del frío

El invierno llegó de manera oficial al hemisferio sur, por lo que en países como Bolivia las enfermedades respiratorias estarán presentes donde miremos durante los próximos meses. Por ello, más vale proteger a los más vulnerables a estas enfermedades: los niños y adultos mayores.

Durante el invierno, con lo último que quieres estar lidiando es con un pequeño enfermo de gripe o con un adulto mayor sufriendo de hipotermia, pues estas condiciones podrían complicarse.

Es por lo anterior que en el blog de Vitalia Salud te queremos compartir estos 5 consejos para que aprendas cómo actuar y proteger a los más vulnerables durante estos difíciles meses.

Abriga su cabeza

La parte del cuerpo por la que más calor se elimina es la cabeza, especialmente en niños y bebés. Por lo tanto, abrigarse con un gorro para frío es casi una obligación para conservar el calor corporal.

Cuidado con la humedad

Más que tener cuidado con el frío, tu principal enemigo en invierno es la humedad, pues esta hace que el impacto del frío sea mucho más severo. Si su ropa entra en contacto con la lluvia y se humedece, es de suma importancia cambiarla en cuanto antes para evitar resfriados.

Cuida su vestimenta y los cambios de temperatura

Los cambios drásticos de temperatura al momento de entrar y salir tienen un impacto muy negativo en el cuerpo, por lo que más vale proteger a los niños y adultos mayores con una buena bufanda y abrigo. Puede que quitarse y volverse a poner todo tome tiempo, pero más vale ser pacientes que enfermarse.

Prepara bebidas calientes

Después de estar un rato expuesto al frío en un paseo o regresando de la escuela, al cuerpo no le puede caer nada mejor que una reconfortante bebida caliente, como un vaso de leche o chocolate caliente. Tanto niños como adultos lo disfrutarán.

Que la temperatura en casa no sea mayor a 21 grados

Puede que esta no sea la temperatura más reconfortante, pero en invierno los cambios bruscos de temperatura tienen un impacto muy negativo en la salud. Si acostumbramos al cuerpo a una temperatura muy caliente en casa, el choque de temperatura será mucho mayor al salir a la calle. Es por esta razón que se recomienda acostumbrar al cuerpo a una temperatura más cercana a la real, pero que siga siendo soportable.

¿Ya te sientes un poco más preparado para el invierno? ¡No dudes en regalar salud y compartir esta información con alguien que le pueda ser de utilidad!

Para información de nuestros planes de salud ingresa al siguiente link https://vitaliasalud.com

Fuente: El País

5 claves para mantenerte sano en la vejez

A pesar de la opinión popular, la vejez es una etapa hermosa y única. Te permite observar el camino que has construído y seguir buscando los sueños que siempre deseaste. Para que tengas una vejez sana, divertida y feliz te presentamos 5 consejos para vivir sanamente. ¡La aventura sigue!

Come con moderación 

Comer en grandes cantidades es una costumbre que debemos dejar lo más pronto que podamos. En la vejez comer de más puede llevar al aumento de peso y a la obesidad, lo que desencadena otros problemas. Por ejemplo, dolor en las articulaciones, presión alta, diabetes, cáncer y enfermedades al corazón. Cuida tu peso y vigila la cantidad de alimentos que ingieres para tener una vejez saludable.

Escoge bien tus alimentos  

Cuando se trata de alimentos calidad y cantidad son igualmente importantes. Además de comer las porciones adecuadas, es necesario que ingieras alimentos que nutren tu salud. Reduce las grasas y los azúcares lo más que puedas y concéntrate en elegir alimentos de calidad: verduras, frutas, pescado, alimentos con fibra…¡lo que más te guste! La clave para la buena alimentación es saber balancear la comida y, como ya mencionamos, comer en cantidades adecuadas.

Haz ejercicio diariamente 

La actividad física es la clave para mantenerte joven por mucho tiempo. Además de la fortaleza y las habilidades físicas, hacer ejercicio favorece la secreción de endorfinas, hormonas que te hacen sentir bien y que combaten la depresión. Recuerda que no tienes que hacer un entrenamiento de alto impacto para mantenerte activo. Puedes hacer ejercicio durante media hora dependiendo de tu estado físico y nivel de resistencia.   

Ten cuidado con las enfermedades silenciosas

Existen enfermedades que no tienen síntomas durante años y luego se manifiestan fuertemente. Por eso es de vital importancia que, tanto hombres como mujeres, visiten periódicamente a su médico personal y se realicen exámenes correspondientes, para evitar enfermedades silenciosas. Por ejemplo; el papanicolau o mamografías en el caso de mujeres; y exámenes de sangre o para detectar el cáncer de colon.

Cuida tu estado emocional  

La edad puede traer cambios drásticos y situaciones que provocan ansiedad o depresión. Ya sea la muerte de amigos o la pérdida de la habilidad corporal, los adultos mayores necesitan mantenerse activos para cuidar su salud mental. Aprender cosas nuevas, sentirse útil para la familia y ser amados son esenciales para esta etapa de la vida.

La vejez es una etapa de la vida como cualquier otra. Tiene sus dificultades, pero no hay razón para no disfrutarla. Sigue estos consejos y tendrás una vida saludable. Si quieres saber más sobre cómo cuidar tu cuerpo, visita la página de Vitala en el siguiente enlace https://vitaliasalud.com/  

Fuente:

Lostiempos.com

Tips para prevenir el resfriado común

No olvides que los resfriados comunes no solo se manifiestan en invierno, en cualquier época del año puedes padecer uno. Para evitar los molestos síntomas, en Vitalia queremos compartirte algunos tips de prevención.

Lávate las manos con frecuencia

En nuestro día a día estamos expuestos a millones de bacterias, por lo que es indispensable que nos lavemos las manos con jabón antibacterial. Recuerda que lo ideal es que carguemos un gel antibacterial con nosotros.

Toma vitamina C

Diversos estudios han demostrado que las dosis grandes de vitamina C pueden ayudar a reducir la duración de un resfriado. Debido a esto, es importante que consumas alimentos ricos en vitamina C como naranjas, toronjas, papaya, entre otros.

No cubras tu boca con la mano

Si vas a estornudar o toser, usa el ángulo de tu codo en vez de la mano. Esto ayuda a evitar que se propaguen los gérmenes, pues nuestras manos entran en contacto directo con otras personas y superficies.

Utiliza desinfectante en áreas comunes

Rocía un poco de desinfectante antibacterial en espacios de tu hogar o trabajo altamente concurridos. De igual manera, pon especial esmero en los pomos de la puerta, teléfonos, teclados, computadores, volantes, bolígrafos y llaves de agua.  

Disfruta cada época cuidando tu salud con los mejores planes de salud que Vitalia tiene para ti. Conócelos dando clic aquí.

Fuente:

Lolasabe

El dolor muscular y el ejercicio

Sabemos que el ejercicio es una parte importante de un estilo de vida saludable y activo. No solo mejora el estado de tu corazón y pulmones, además fortalece los huesos y músculos y te ayuda a estar en forma. Sin embargo, hay algo que sucede después de hacer ejercicio: el temido dolor muscular. Esto es bastante común si realizas un ejercicio nuevo o aumenta la intensidad de tu rutina.

Camino al bienestar

Cuando tus músculos comienzan a doler de inmediato, se habla de dolor agudo. Es posible que sientas dolor o contracciones unas 12 horas después de terminar tu entrenamiento. De acuerdo con Steven Stovitz, profesor asociado en el Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria del equipo de la Universidad de Minnesota, este malestar se origina por las contracciones musculares excéntricas. Estas contracciones se producen cuando el músculo se contrae, al mismo tiempo que se alarga. Suelen presentarse en músculos que no tienen un entrenamiento previo y por ello se origina dolor días después de la actividad. En algunos casos, el malestar puede alcanzar su punto máximo entre 48 y 72 horas después, esto se conoce como dolor muscular de aparición tardía. Durante este tiempo, los músculos se reparan y se fortalecen.

Para ayudar a aliviar el dolor muscular, intenta:

  • Una elongación (estiramiento) suave.
  • Un masaje muscular.
  • Descansar.
  • Usar hielo para ayudar a reducir la inflamación.
  • Usar calor para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a los músculos

Desafortunadamente, no es posible evitar el dolor muscular. Pero no te desanimes, porque es parte de del proceso de volverse cada vez más fuerte y saludable. Hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a disminuir la cantidad de dolor.

Otras recomendaciones que puedes tener en cuenta son:

  • Entra en calor. El calentamiento de los músculos antes del ejercicio puede ser mejor que la elongación, pues despierta los músculos aumentando el flujo sanguíneo hacia ellos. Trotar o andar en bicicleta lentamente, saltar la cuerda o levantar pesas livianas son algunas actividades que puedes hacer para lograrlo.
  • Bebe agua. El agua ayuda a controlar la temperatura del cuerpo, aflojar las articulaciones y transportar los nutrientes para crear energía.
  • Espera aproximadamente 48 horas antes de ejercitar los mismos grupos musculares. Si no lo haces, puedes causar fatiga o daño muscular.
  • Realiza enfriamiento. Es importante elongar (estirar) después de hacer ejercicio. Los músculos están relajados y más flexibles cuando están calientes, además la elongación también hace circular la sangre desde los músculos y hacia el corazón para ayudar en la recuperación.

El dolor muscular puede tardar varios días en desaparecer, acude con tu médico si:

  • El dolor muscular dura más de una semana.
  • El dolor es insoportable y te impide moverte.
  • El dolor empeora con el ejercicio.
  • El dolor provoca mareos o dificultad para respirar.
  • Notas enrojecimiento, inflamación o calor en los músculos adoloridos.

Para información de nuestros planes de salud ingresa al siguiente link https://vitaliasalud.com

Fuente:

Family Doctor

Soy Actitud

6 estrategias para reducir el estrés laboral

¿Has pensado en el impacto que puede tener el estrés laboral en diferentes ámbitos? Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el estrés laboral representa pérdidas de de entre 0.5% y 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) de los países.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud trata este tipo de estrés como una epidemia mundial. Depresión, infartos, insomnio, son apenas algunas de las consecuencias a las que se exponen miles de personas que deben lidiar con el estrés laboral. En Vitalia Salud queremos compartir contigo seis estrategias que te ayudarán a reducirlo con el fin de que tengas una mejor calidad de vida.


Establece buenas relaciones con los compañeros


La mayoría de las personas trabajan en oficinas, es decir, tienen que convivir con sus compañeros de trabajo en menor o mayor medida. Establecer una buena relación con ellos será uno de los factores que influirán de manera decisiva en sus niveles de estrés. Esta red social hará que una persona se sienta valorada por su contribución al equipo, servirá como apoyo en momentos de crisis y favorecerá un buen ambiente.


Establece prioridades


Es vital tener tus prioridades claras, en especial cuando la jornada laboral tiene un tiempo limitado y hay tareas que deben cumplirse en un horario dado. Al no establecer prioridades, es fácil distraerse con tareas que podrían haberse hecho en otro momento. Una buena estrategia para evitar que esto suceda, es hacer una lista de pendientes desde que comienza el día, ordenándolos por prioridad para así tener bien presente cuál labor se hace primero.

Los descansos son necesarios


Después de períodos prolongados realizando labores que demandan atención y cuidado, necesitas descansos breves para recuperar la concentración. Toma al menos cinco minutos cada dos horas, para despejar tu mente y reanudar tus tareas al cien.

La organización es la clave


Tu espacio de trabajo debe ser operativo, no solo para ti, sino también para todos aquellos que trabajan contigo. La contaminación visual no favorece a nadie, procura mantener tu espacio de trabajo limpio y ordenado. De esta manera podrás sentirte más cómodo y encontrar carpetas, hojas y demás información sin demoras.

Desarrolla actividades saludables


En el caso ideal, el trabajo acaba cuando sales de la oficina, pero lo cierto es que hay ocasiones en las que es necesario llevar pendientes a casa. Procura tener actividades que te ayuden a relajarte y a mantener tu estabilidad emocional y mental. En vez de intentar combatir el estrés con hábitos poco saludables, como el exceso de comida o alcohol, busca algo que, de paso, beneficie tu estado físico. El ejercicio es una excelente opción, pues permite la liberación de endorfinas. Escoge algo que disfrutes y que puedas incorporar en tu rutina como un hábito, practica yoga, haz caminatas, sal a correr en las mañanas, ve a nadar, cualquier cosa que te permita tener un respiro de las obligaciones laborales diarias.

Duerme suficiente


Quizá estás pensando, ¿cómo voy a dormir si apenas tengo tiempo? El descanso es absolutamente necesario, si quieres evitar los efectos del cansancio y el estrés laboral crónico, deberás establecer una rutina que contemple suficiente tiempo para dormir. Si quieres ser más eficiente, debes estar al cien, y para ello debes darle a tu cuerpo lo que necesita para recuperarse.

Snacks saludables para embarazadas

Hiciste un desayuno sustancioso antes de empezar tus actividades del día, pero el estómago ya está gruñendo a las pocas horas. Es normal, el embarazo puede incrementar bastante el apetito.
El reto está en encontrar los snacks ideales para saciar esas necesidades, sin exceder el número de calorías que requieres. Recuerda que la alimentación durante esta etapa es sumamente importante, por eso hoy en Vitalia queremos compartir contigo 5 bocadillos nutritivos y deliciosos para futuras mamás.
Son snacks sencillos de preparar,  entre 200 y 300 calorías, por lo que podrás incorporarlos a tu dieta sin problema.


 Manzana y queso

Con el embarazo, los requerimientos de fibra rondan entre los 28 a 30 gramos al día. Incorporar frutas y verduras en tu dieta ayudará a cubrir este requerimiento, además de mantenerte hidratada.
Una manzana mediana tiene más de 4 gramos de fibra y unas 95 calorías. La cáscara de esta fruta tiene pectina, una fibra soluble que puede mejorar la digestión.


Otro nutriente indispensable durante el embarazo es el calcio, 1.000 miligramos de este mineral cada día es lo ideal. El calcio es necesario para mantener huesos y dientes fuertes, así como esencial para la estructura ósea del bebé. Cada rebanada de 28 gramos a de queso cheddar tiene 200 mg de calcio, equivalente a un 20 por ciento del requerimiento diario. Combinar la manzana con el queso es una excelente opción de bocadillo práctico y saludable.

Huevo con tostada inglesa

La vitamina D ayuda a que el calcio se absorba en el cuerpo y se le ha relacionado con la prevención del cáncer, el aumento de la inmunidad y la reducción de la inflamación. Durante el embarazo, es vital obtener suficiente de esta vitamina para asegurar el crecimiento de los huesos y dientes de tu bebé y para asegurarse de que su sistema inmunológico funcione correctamente fuera del útero. Las mujeres embarazadas necesitan 600 UI de vitamina D diariamente.


La yema del huevo aporta hasta 20 UI de vitamina D.  De igual manera, contienen colina, que es esencial para el desarrollo del cerebro de tu pequeño. Requieres de 450 mg al día de colina y puedes conseguir 125 mg con un solo huevo. Considera un huevo hervido con una pieza de tostada integral como snack si prefieres algo más sustancioso que fruta.

Parfait de yogurt griego

El yogurt griego se ha convertido en la estrella de los productos lácteos. Su contenido de proteínas y su bajo porcentaje de grasa lo hacen un alimento ideal para incorporar en la dieta. Además de calcio, contiene probióticos, que mantienen un sistema digestivo saludable.
Un delicioso bocadillo es hacer un topping de yogurt griego con arándanos frescos, que te aportarán casi 4 g de fibra, unas 84 calorías y bastantes antioxidantes. Agrega cuatro mitades de nuez para sumar omega 3 a la combinación y tendrás un snack muy completo.

Varitas de vegetales con guacamole

Es común que durante el embarazo, las mujeres presenten hinchazón en las manos, pies, tobillos y pantorrillas. Evitar el exceso de sodio es la primera recomendación que debe tomarse en cuenta, procura beber más agua y comer alimentos con un alto contenido de agua para eliminar el exceso de sal de su sistema.


El pepino y el apio son bajos en calorías y contienen mucha agua, así como fibra. Por su parte, la palta está llena de potasio, un mineral vital que ayuda a mantener el equilibrio de líquidos y electrolitos en las células del cuerpo. Haz tu propio guacamole y usa sal baja en sodio,  agrega cebolla roja y cilantro para darle mejor sabor.

En un bowl coloca 1/2 taza de rodajas de pepino, 1/2 taza de zanahorias y 1/2 taza de palitos de apio con dos cucharadas de guacamole. Prueba este snack fresco y ligero para saciar el hambre.

Pan pita con hummus y tomates

Para algo sabroso, tienes la opción de hacer un enrollado de pan pita con tomates cherry y hummus. Los tomates tiene potasio, pocas calorías y una cantidad sustancial de beta-caroteno, importante para mantener un sistema inmunológico saludable. El hummus contiene poco más de 100 calorías por 1/4 de taza y proporciona 3 gramos de proteína, 2 gramos de fibra y casi 1 mg de hierro. Usa una pieza de pan de pita (de preferencia integral), 1/2 taza de tomates cherry medio y 1/4 taza de hummus. ¡Es delicioso!

Ahora ya tienes algunas ideas para preparar bocadillos sabrosos y nutritivos.

Para información sobre el plan para embarazadas, puedes visitar la página de Vitalia Salud. ¡Haz clic en el siguiente enlace!

Fuente: Baby Center

10 hábitos para cuidar tu corazón

Introducir pequeños cambios en tu estilo de vida puede generar grandes beneficios para tu salud cardìaca y evitar enfermedades y complicaciones que te pondrían en riesgo.

No es necesario hacer grandes sacrificios para mantener un corazón sano. Solo debes tomar algunas medidas.

Aquí te presentamos los 10 consejos más importantes que debes seguir para que tu corazón goce de una excelente salud.

Cuida tu peso y come bien: Un peso adecuado se logra al equilibrar las calorías que se ingieren con las que se gastan durante el día. Lo ideal es gastar más de lo que se come. El índice de masa corporal no debe superar los 25 kg/m2. En tu dieta incluye pescados, carnes magras, frutos secos, aceite de oliva, lácteos descremados, frutas, verduras y legumbres que aporten los minerales y vitaminas que el  cuerpo necesita. También incluye ácidos grasos, como Omega 3, 6 y 9. Continue reading →

    Top