Una de las causas del Alzheimer es la degeneración y pérdida de células nerviosas en el cerebro a medida que envejecemos. Una célula es como una máquina, necesita energía para realizar tareas. La energía proviene de las mitocondrias.

En las células jóvenes, las mitocondrias viejas o dañadas se eliminan de la célula en un proceso llamado mitofagia. Cuando envejecemos, tenemos más mitocondrias rotas y las células ya no podrán eliminarlas todas. Una acumulación de mitocondrias rotas causa que la célula muera, por lo que los investigadores tuvieron que encontrar la manera de impulsar el proceso de limpieza de las mismas.

El reinicio de la mitofagia le brinda al paciente varias ventajas; como el aumento de la limpieza de las células cerebrales al igual que en otros órganos. Para inducir el proceso de limpieza, los investigadores utilizaron la inteligencia artificial y encontraron sustancias similares a los inductores de mitofagia.

Actualmente, Fang (líder del grupo) y sus colegas presentaron una patente sobre Rhapontigenin para el tratamiento de Alzheimer y están trabajando para describir cómo puede ayudarnos a retrasar la progresión de la pérdida de memoria y a reducir la progresión de la enfermedad cuando ya la tenemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.