5 consejos para cuidar tu salud en la oficina

Es bastante común que los trabajos de oficina te mantengan sentado todo el día. El sedentarismo es un mal hábito que puede originar múltiples problemas en la salud, por eso en Vitalia te compartimos cinco tips para que cuides de tu salud en la oficina.

  1. Toma descansos

Estar sentado durante muchas horas puede ser bastante perjudicial y bastante molesto. El dolor de espalda, por ejemplo, es un mal común. Procura levantarte y caminar un poco en la oficina por lo menos tres veces al día.

  1. Cuida tu postura

Mantener una postura física frente a la computadora es fundamental para no sufrir dolores musculares o lesiones más graves. Siéntate con la espalda recta, con los pies apoyados sobre el piso y con los ojos a la altura del monitor.

      3. Usa una almohadilla para tus muñecas
Enfermedades como la tendinitis son muy frecuentes en personas que trabajan con su ordenador de manera constante. Una almohadilla ayuda a evitar tensiones en los hombros, brazos y espalda.

  1. Coloca un escalón para tus pies

Estar sentado varias horas, con los pies hacia abajo, hace que retengas líquidos. Una manera de evitarlo y a la vez activar tu circulación sanguínea, es usando un pequeño escalón para tus pies. Puedes colocarlo debajo de tu escritorio y no causará ningún problema.

  1. Manténte hidratado y come bien

Estar en la oficina casi todo el día seguro no te deja tiempo para mucho. Como tienes poco tiempo, descuidas tu alimentación. No olvides que comer sano es una de las claves para mantener una buena salud. Es importante que comas a tus horas y sobre todo, que comas saludable. Tampoco olvides hidratarte, bebe agua natural y olvídate de los refrescos de la máquina expendedora.

Cuida tu salud en todos los ámbitos de tu vida, es tu responsabilidad.

Fuente: Forum

Si deseas conocer sobre nuestros planes de salud, no dudes en consultar la página de Vitalia Salud.

Tips para prevenir el resfriado común

No olvides que los resfriados comunes no solo se manifiestan en invierno, en cualquier época del año puedes padecer uno. Para evitar los molestos síntomas, en Vitalia queremos compartirte algunos tips de prevención.

Lávate las manos con frecuencia

En nuestro día a día estamos expuestos a millones de bacterias, por lo que es indispensable que nos lavemos las manos con jabón antibacterial. Recuerda que lo ideal es que carguemos un gel antibacterial con nosotros.

Toma vitamina C

Diversos estudios han demostrado que las dosis grandes de vitamina C pueden ayudar a reducir la duración de un resfriado. Debido a esto, es importante que consumas alimentos ricos en vitamina C como naranjas, toronjas, papaya, entre otros.

No cubras tu boca con la mano

Si vas a estornudar o toser, usa el ángulo de tu codo en vez de la mano. Esto ayuda a evitar que se propaguen los gérmenes, pues nuestras manos entran en contacto directo con otras personas y superficies.

Utiliza desinfectante en áreas comunes

Rocía un poco de desinfectante antibacterial en espacios de tu hogar o trabajo altamente concurridos. De igual manera, pon especial esmero en los pomos de la puerta, teléfonos, teclados, computadores, volantes, bolígrafos y llaves de agua.  

Disfruta cada época cuidando tu salud con los mejores planes de salud que Vitalia tiene para ti. Conócelos dando clic aquí.

Fuente:

Lolasabe

5 cosas que tienes que saber del cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es por mucho la causa principal de muerte por este tipo de enfermedad en hombres y mujeres. De acuerdo a la La Sociedad Americana Contra El Cáncer, alrededor de cada cuatro muertes por cáncer se debe al cáncer de pulmón. Ahora bien, las personas que fuman tienen un mayor riesgo de padecer esta enfermedad. Con el fin crear conciencia, te hemos traído 5 datos importantes sobre el cáncer de pulmón.

 

El tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón. El humo del tabaco contiene una elevada concentración de carcinógenos y va directamente a los pulmones de los fumadores y los fumadores pasivos.

 

Tos que no desaparece o que empeora, dolor en el pecho que se agudiza cuando se respira profundamente, tose o ríe, ronquera de voz, pérdida de peso y de apetito, tos con sangre o flema del color del metal oxidado, dificultad para respirar, cansancio o debilidad e infecciones como bronquitis o neumonía que ocurren con frecuencia son algunos de los síntomas que se pueden presentar en una etapa temprana del cáncer de pulmón.

 

El cáncer de pulmón normalmente se forma en las células que recubren las vías respiratorias, bronquios y alvéolos. En esta enfermedad las células anormales hacen metástasis a otras partes del cuerpo rápidamente, antes de que esta pueda ser detectada por medio de estudios como radiografías de tórax.

 

La mejor manera de reducir el riesgo de padecer cáncer de pulmón es no fumar y evitar el humo de fumadores. Prueba de ello es que las personas que dejan de fumar antes de los 50 años reducen a la mitad el riesgo de morir en los próximos 15 años.

 

Este tipo de cáncer es posible de detectar a tiempo, sobretodo si llevas un estilo de vida saludable y tienes el hábito de realizarte chequeos médicos regulares. Atrévete a cambiar a tu vida y contrata un plan de salud. En Vitalia tenemos las mejores opciones, diseñadas para ti y los que más amas. Conoce más dando clic aquí.

 

Fuente:

NuevaMujer

5 cosas que debes saber sobre el tabaco

En Vitalia, lo más importante para nosotros es tu salud. Motivo por el que te hemos traído algunos factores a considerar sobre una de las problemáticas que más afecta a la población mundial y una de las principales causas de muerte: el tabaco.

1.- El tabaquismo pasivo es real

Fumar no solo te afecta a ti sino también a los que te rodean. De hecho, el fumador pasivo tiene mayor riesgo de padecer todas las enfermedades producidas por el tabaco. De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 600,000 muertes ocurren entre personas no fumadoras expuestas al humo del tabaco.

2.- El tabaco rubio es tan malo como el negro

Las dos variaciones del tabaco tienen el mismo tipo de componentes nocivos. Lo único que varía es la distribución de las cantidades.

3.- Los cigarrillos “light” también hacen daño

A pesar de ser bajos en nicotina y alquitrán, los cigarrillos light siguen teniendo el resto de los componentes que tienen los cigarros convencionales, por lo que siguen siendo cancerígenos.

4.- El tabaco es una droga

El tabaco es una planta cultivada por sus hojas. Estas se pueden fumar, masticar o inhalar. El tabaco contiene un químico llamado nicotina, la cual es una sustancia adictiva. Cabe destacar, que una droga es aquella que provoca una adicción física y psicológica, y su retirada provoca un síndrome de abstinencia. Por ende, el tabaco es considerado como una droga.

5.- No importa la cantidad igual es dañino para la salud

El consumo de unos pocos cigarrillos por día (1 a 4 cigarrillos) igualmente es dañino para la salud, afectando particularmente el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Para información de nuestros planes de salud ingresa al siguiente link https://vitaliasalud.com

Fuente:

SuMedico

3 snacks saludables para llevar a la oficina

Muchos trabajadores pasan toda su jornada laboral sentados frente a la computadora. Además, estando en la oficina resulta mucho más fácil descuidar nuestra alimentación. Esto debido a que muchos lugares de trabajo cuentan con maquinitas o están de cerca de tiendas  con alternativas de alimentos no saludables para nuestro organismo. Ahora bien, esto se puede cambiar si preparamos sencillos snacks desde casa. Mismos que además de llenarte energía, te harán sentir satisfecho. He aquí tres snacks saludables para llevar a la oficina.

Yogurt griego

Dependiendo de tu elección de yogurt, una porción –5.3 onzas aproximadamente– puede contener entre 12 y 24 gramos de proteína. Esto ayuda a que te sientas lleno por más tiempo. Dale más sabor con un poco de fruta o frutos secos.

Información nutricional: Una porción pequeña (5.3 onzas) contiene aproximadamente 80 calorías, y 6 gramos de carbohidratos.

Queso bajo en grasa y fruta seca

Este snack es perfecto para todos aquellos que siempre andan corriendo contrarreloj. Contiene calcio y vitamina C. Además, aporta 8 gramos de proteína y gramos de fibra.

Información nutricional: Una barrita de queso bajo en grasa y 1 taza de fruta fresca (como frutillas), obtendrás aproximadamente 110 calorías, 5 gramos de grasa, y 12.7 gramos de carbohidratos.

Pistachos

Perfectos para cuando estás buscando algo saladito. Los pistachos son ricos en ácidos grasos monoinsaturados, los cuales ayudan a disminuir los niveles de colesterol malo. Además, son bajos en carbohidratos. Te recomendamos que apuestes por los que aún tienen su cáscara. La porción ideal es de una onza o una mano llena.

Información nutricional: Para 1 onza o una mano llena (aproximadamente 49 pistachos) obtendrás aproximadamente 160 calorías, 13.1 gramos de grasa, y 7.9 gramos de carbohidratos.

Para información de nuestros planes de salud puedes ingresar al siguiente link https://vitaliasalud.com

El dolor muscular y el ejercicio

Sabemos que el ejercicio es una parte importante de un estilo de vida saludable y activo. No solo mejora el estado de tu corazón y pulmones, además fortalece los huesos y músculos y te ayuda a estar en forma. Sin embargo, hay algo que sucede después de hacer ejercicio: el temido dolor muscular. Esto es bastante común si realizas un ejercicio nuevo o aumenta la intensidad de tu rutina.

Camino al bienestar

Cuando tus músculos comienzan a doler de inmediato, se habla de dolor agudo. Es posible que sientas dolor o contracciones unas 12 horas después de terminar tu entrenamiento. De acuerdo con Steven Stovitz, profesor asociado en el Departamento de Medicina Familiar y Comunitaria del equipo de la Universidad de Minnesota, este malestar se origina por las contracciones musculares excéntricas. Estas contracciones se producen cuando el músculo se contrae, al mismo tiempo que se alarga. Suelen presentarse en músculos que no tienen un entrenamiento previo y por ello se origina dolor días después de la actividad. En algunos casos, el malestar puede alcanzar su punto máximo entre 48 y 72 horas después, esto se conoce como dolor muscular de aparición tardía. Durante este tiempo, los músculos se reparan y se fortalecen.

Para ayudar a aliviar el dolor muscular, intenta:

  • Una elongación (estiramiento) suave.
  • Un masaje muscular.
  • Descansar.
  • Usar hielo para ayudar a reducir la inflamación.
  • Usar calor para ayudar a aumentar el flujo sanguíneo a los músculos

Desafortunadamente, no es posible evitar el dolor muscular. Pero no te desanimes, porque es parte de del proceso de volverse cada vez más fuerte y saludable. Hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a disminuir la cantidad de dolor.

Otras recomendaciones que puedes tener en cuenta son:

  • Entra en calor. El calentamiento de los músculos antes del ejercicio puede ser mejor que la elongación, pues despierta los músculos aumentando el flujo sanguíneo hacia ellos. Trotar o andar en bicicleta lentamente, saltar la cuerda o levantar pesas livianas son algunas actividades que puedes hacer para lograrlo.
  • Bebe agua. El agua ayuda a controlar la temperatura del cuerpo, aflojar las articulaciones y transportar los nutrientes para crear energía.
  • Espera aproximadamente 48 horas antes de ejercitar los mismos grupos musculares. Si no lo haces, puedes causar fatiga o daño muscular.
  • Realiza enfriamiento. Es importante elongar (estirar) después de hacer ejercicio. Los músculos están relajados y más flexibles cuando están calientes, además la elongación también hace circular la sangre desde los músculos y hacia el corazón para ayudar en la recuperación.

El dolor muscular puede tardar varios días en desaparecer, acude con tu médico si:

  • El dolor muscular dura más de una semana.
  • El dolor es insoportable y te impide moverte.
  • El dolor empeora con el ejercicio.
  • El dolor provoca mareos o dificultad para respirar.
  • Notas enrojecimiento, inflamación o calor en los músculos adoloridos.

Para información de nuestros planes de salud ingresa al siguiente link https://vitaliasalud.com

Fuente:

Family Doctor

Soy Actitud

6 estrategias para reducir el estrés laboral

¿Has pensado en el impacto que puede tener el estrés laboral en diferentes ámbitos? Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el estrés laboral representa pérdidas de de entre 0.5% y 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) de los países.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud trata este tipo de estrés como una epidemia mundial. Depresión, infartos, insomnio, son apenas algunas de las consecuencias a las que se exponen miles de personas que deben lidiar con el estrés laboral. En Vitalia Salud queremos compartir contigo seis estrategias que te ayudarán a reducirlo con el fin de que tengas una mejor calidad de vida.


Establece buenas relaciones con los compañeros


La mayoría de las personas trabajan en oficinas, es decir, tienen que convivir con sus compañeros de trabajo en menor o mayor medida. Establecer una buena relación con ellos será uno de los factores que influirán de manera decisiva en sus niveles de estrés. Esta red social hará que una persona se sienta valorada por su contribución al equipo, servirá como apoyo en momentos de crisis y favorecerá un buen ambiente.


Establece prioridades


Es vital tener tus prioridades claras, en especial cuando la jornada laboral tiene un tiempo limitado y hay tareas que deben cumplirse en un horario dado. Al no establecer prioridades, es fácil distraerse con tareas que podrían haberse hecho en otro momento. Una buena estrategia para evitar que esto suceda, es hacer una lista de pendientes desde que comienza el día, ordenándolos por prioridad para así tener bien presente cuál labor se hace primero.

Los descansos son necesarios


Después de períodos prolongados realizando labores que demandan atención y cuidado, necesitas descansos breves para recuperar la concentración. Toma al menos cinco minutos cada dos horas, para despejar tu mente y reanudar tus tareas al cien.

La organización es la clave


Tu espacio de trabajo debe ser operativo, no solo para ti, sino también para todos aquellos que trabajan contigo. La contaminación visual no favorece a nadie, procura mantener tu espacio de trabajo limpio y ordenado. De esta manera podrás sentirte más cómodo y encontrar carpetas, hojas y demás información sin demoras.

Desarrolla actividades saludables


En el caso ideal, el trabajo acaba cuando sales de la oficina, pero lo cierto es que hay ocasiones en las que es necesario llevar pendientes a casa. Procura tener actividades que te ayuden a relajarte y a mantener tu estabilidad emocional y mental. En vez de intentar combatir el estrés con hábitos poco saludables, como el exceso de comida o alcohol, busca algo que, de paso, beneficie tu estado físico. El ejercicio es una excelente opción, pues permite la liberación de endorfinas. Escoge algo que disfrutes y que puedas incorporar en tu rutina como un hábito, practica yoga, haz caminatas, sal a correr en las mañanas, ve a nadar, cualquier cosa que te permita tener un respiro de las obligaciones laborales diarias.

Duerme suficiente


Quizá estás pensando, ¿cómo voy a dormir si apenas tengo tiempo? El descanso es absolutamente necesario, si quieres evitar los efectos del cansancio y el estrés laboral crónico, deberás establecer una rutina que contemple suficiente tiempo para dormir. Si quieres ser más eficiente, debes estar al cien, y para ello debes darle a tu cuerpo lo que necesita para recuperarse.

Aprende a dejar de ser sedentario

Llevar una rutina con poca actividad física está lejos de ser una vida saludable. El sedentarismo podría conducir a la obesidad y el sobrepeso que, en casos extremos, podría llevarte incluso a la muerte. Es sumamente importante dejar atrás los malos hábitos y empezar a moverte para que tu cuerpo sienta los beneficios de una vida más activa.

Para empezar, debes conocer algunas de las principales consecuencias del sedentarismo:

Mala condición física: Si no realizas ejercicio con regularidad, es bastante probable que tengas una mala condición física, que no es más que un mal rendimiento al hacer cualquier actividad física, como caminar rápido o subir escaleras.

Aumento de probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades: La falta de actividad física también aumenta el riesgo de padecer determinadas enfermedades cardiovasculares y coronarias. Destacan sobre todo la diabetes, hipertensión arterial y ataques cardíacos.

Deterioro del cuerpo y problemas articulares: Debido a la pérdida de masa muscular y fuerza, el sedentarismo tiende a causar a su vez dolores articulares y contracturas en la espalda y cintura.

Osteoporosis: El envejecimiento, el sedentarismo y la mala alimentación son factores que aumentan el riesgo para desarrollar osteoporosis, un padecimiento metabólico que afecta los huesos y puede provocar fracturas que dañan la calidad de vida.

Trombosis coronaria: La falta de ejercicio puede llevar a que el cuerpo deje de quemar calorías. Un exceso de ellas se acumula en forma de grasa, elevando también la cantidad de lipoproteínas, colesterol y grasa en sangre. A su vez, esto impide la flexibilidad de las paredes de los vasos sanguíneos y puede endurecer las arterias.

Dolor de espalda: Las posturas incorrectas, producto de estar sentado por períodos prolongados, aumentan la presión sobre el disco entre las vértebras, lo que también facilita la aparición de hernias discales, fisuras o contracturas.

Muerte prematura: La inactividad física se ha asociado consistentemente con un mayor riesgo de muerte prematura, además de estar vinculado con un mayor riesgo de patologías como la enfermedad cardiaca y el cáncer.

Ahora que ya conoces algunos de los problemas que puede acarrear llevar una vida poco activa, es momento de aprender a dejar de ser sedentario.

Es muy importante realizar actividad física de manera diaria para acabar con el sedentarismo. Puedes elegir un programa de ejercicios divertidos en alguna app para tu teléfono que te mantenga motivado a seguir practicando diario. Esto te devolverá el control de tu salud y podrás mejorar tu vitalidad, condición física y trabajar en el exceso de peso.

No solo verás que tu salud física mejora, también verás beneficios psicológicos como la disminución de estrés, una mayor confianza y autoestima. Recuerda que si no estás acostumbrado a realizar actividades físicas de manera regular, puedes comenzar a ejercitarte poco a poco.

Basta con no permanecer sentado y en la misma posición durante largos periodos de tiempo y empezar a moverte más. Este es el momento de cuidar tu salud en pro de una mejor calidad de vida, ¡decídete ya!

Para información de nuestros planes de salud ingresa al siguiente link https://vitaliasalud.com

Fuente: ClikiSalud, El Día, Vitónica

Lo que tienes que saber sobre la insulina

Antes del descubrimiento de la insulina, la diabetes era poco menos que una sentencia de muerte. Lo cierto es que la insulina ha salvado miles de vida, pero, ¿por sabes exactamente qué es? ¿o por qué algunas personas necesitan dosis inyectadas? En Vitalia te compartimos información de utilidad sobre la cuestión.


¿Qué es la insulina?
La insulina es una hormona producida por el páncreas que desempeña un papel fundamental en el metabolismo de las grasas y los carbohidratos y es liberada en la circulación después de que se ingieren alimentos. Una vez degradados éstos en el estómago, los ácidos grasos, proteínas, glucosa y demás nutrientes pasan al torrente sanguíneo y es la insulina la encargada de llevar glucosa a los músculos, el hígado y los adipocitos, en donde se quema para producir energía. El organismo humano necesita niveles de glucosa adecuados para funcionar satisfactoriamente, pero demasiada glucosa en la sangre puede resultar dañina.

¿Cómo se relaciona la insulina con la diabetes?
La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa en la sangre son más elevados de lo normal. Cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el cuerpo no usa la insulina debidamente, se habla de diabetes tipo 1 o 2.
Sin insulina, la glucosa permanece en la sangre y se pasa a través de los riñones a la orina. Los diabéticos producen una gran cantidad de orina, y ya que la glucosa extrae el agua del cuerpo, el resultado es una sensación casi permanente de sed. Por otro lado, la pérdida de peso y la falta de energía se presentan cuando la glucosa no puede entrar en las células del cuerpo.

Resistencia insulínica
La diabetes tipo 2 comienza con un trastorno llamado resistencia insulínica, en donde las células dejan de responder eficazmente a la presencia de esta hormona. La primera reacción del organismo es producir más insulina. Durante esta fase, todavía puede revertirse el curso de la enfermedad siguiendo un régimen alimenticio más adecuado y haciendo actividad física con regularidad. Los pacientes que presentan resistencia a la insulina pueden tomar medicamentos recetados para detener el avance del padecimiento. Sin embargo, cuando las células del páncreas (llamadas beta o islotes) finalmente dejan de funcionar, el paciente necesitará insulina artificial para sobrevivir y, como consecuencia, será un diabético insulinodependiente.  
En cambio, cuando el cuerpo no puede producir insulina, una deficiencia tal vez causada por la genética o una respuesta inmune desencadenada por un virus, se habla de diabetes tipo 1.

Cabe señalar que la diabetes tipo 2 se puede prevenir modificando ciertos hábitos en el día a día. Es importante realizar un chequeo preventivo al menos una vez al año para descartar prediabetes o tratarla si se da el caso, llevar una dieta nutritiva e incorporar actividad física a tu rutina.  El sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad, son los verdaderos factores de riesgo de la diabetes tipo 2.

Tipos de insulina

Hay cuatro tipos de insulina en el mercado: de acción rápida, simple o de acción breve, de acción intermedia y de acción prolongada. Son clasificadas por categoría de acuerdo con el tiempo que tardan en surtir efecto y con el tiempo durante el cual permanecen activas en el organismo. Algunos tipos de insulina inyectable presentan una mezcla de dos tipos de insulina. La insulina puede administrarse debajo de la piel con una aguja desechable, con un bolígrafo de insulina, un inyector a presión (rocía la hormona dentro de la piel) o  la bomba de insulina, que los pacientes portan continuamente.

La insulina en bolo es de acción rápida y se usa antes de las comidas para controlar el aumento de glucosa después de la ingesta de alimentos. En cambio, la insulina basal es de acción prolongada o intermedia y controla el nivel de glucosa en la sangre entre las comidas y durante la noche; generalmente se usa una o dos veces al día. Por su parte, la insulina premezclada es una combinación de insulina en bolo e insulina basal que controla el nivel de glucosa en la sangre después de comer y entre comidas; por lo general se usa dos veces al día antes del desayuno y la cena.

La clase de insulina que recete el médico depende del tipo de diabetes que se padezca, el estilo de vida del paciente, su edad y la reacción de su cuerpo a la insulina.

Ninguna otra droga en la historia de la medicina cambió las vidas de tanta gente tan repentinamente como lo hizo la insulina.  Gracias a los avances de la ciencia, la diabetes ya no es una enfermedad mortal, siempre que se lleve el tratamiento adecuado. Es importantísimo fomentar la cultura de la prevención y saber detectar a tiempo las señales que el cuerpo envía.

Para información de nuestros planes de salud ingresa al siguiente link https://vitaliasalud.com

Fuente: Reader’s Digest, Healthline, Hormone Health, Fundación para la Diabetes

7 cosas que debes saber para evitar un accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular es una de las enfermedades neurológicas más comunes. A pesar que las personas de más de 65 años son las más propensas a esta enfermedad, la población juvenil no está exenta de sufrir de esta condición, todos sin importar edad, sexo o raza podemos sufrirlo en algún momento de nuestra vida. Es por esto que les queremos compartir estos 7 tips que ayudarán a prevenir la posibilidad de pasar por un accidente cerebrovascular.

Controla tu tensión arterial

La hipertensión arterial es un factor clave a la hora de prevenir un accidente cerebrovascular o cardiovascular. Algunas maneras en las que podemos reducir nuestra presión arterial son: reducir la sal de tu dieta, evita alimentos altos en colesterol, incrementa el consumo de fruta y fibra, y evita el sedentarismo.

Controla tu peso

Una de las cosas más importantes que debemos tener en cuenta antes de bajar de peso con alguna dieta es consultarlo con un médico que nos guíe en este proceso, no obstante, algunas de las cosas que podemos comenzar a hacer por nosotros mismos para bajar de peso es tratar de practicar ejercicio aeróbico, beber mucha agua, comer 5 porciones pequeñas de alimento al día, excluir grasas saturadas y consumir mucha fruta, verduras y fibra.

Conoce tu historial familiar

Conocer si nuestros familiares han sufrido accidentes cardiovasculares es de suma importancia para que nuestro médico nos pueda aplicar los mecanismos adecuados para prevenir sufrir de algún accidente. No porque algún familiar haya sufrido de esta enfermedad quiere decir que nosotros también lo haremos, pero esto eleva el riesgo de padecer la enfermedad en gran medida.

Alimentos para prevenir un accidente cardiovascular

La siguiente lista de alimentos son esenciales en nuestra dieta si queremos reducir la posibilidad de sufrir un accidente cardiovascular:

  • Zanahorias
  • Coles de Bruselas.
  • Palta
  • Tomates
  • Melones y sandías
  • Sardinas en aceite de oliva
  • Té verde
  • Nueces
  • Avena

Cuidado con la fibrilación auricular

La fibrilación auricular es un tipo de arritmia donde el latido del corazón bombea de forma descoordinada. Este problema ocasiona que se formen coágulos en el corazón. Estos, a su vez, pueden viajar hasta el cerebro para producir un derrame cerebral.

Si notamos cierto cansancio, palpitaciones, dolor de cabeza o dificultad para respirar, deberemos comunicarlo de inmediato a nuestro médico.

Trata de prevenir la diabetes

La diabetes hace que el impacto de un accidente cerebrovascular sea mayor. Cuando el suministro de oxígeno se corta, por lo general, hay otras arterias que pueden servir y actuar como baipás para minimizar el impacto del mismo, en casos de personas que padezcan de diabetes, los vasos sanguíneos pueden estar endurecidos u obstruidos debido a la aterosclerosis.

Deja de fumar

Por último, pero no menos importante, deja de fumar. El riesgo que supone este hábito es muy nocivo para nuestra salud, y sobre todo, nuestra salud cardiovascular. El tabaco acelera la formación de coágulos, espesa la sangre, aumenta la acumulación de placa en nuestras arterias y aumenta el riesgo de sufrir derrames cerebrales.

Fuente: Mejor con Salud

Top