Vitalia Salud Blog

¿Qué debes empacar antes de ir al hospital a dar a luz?

Cuando el momento del parto está cerca, lo ideal es ir organizando la maleta que llevarás al hospital. Es necesario que traigas todo lo necesario para ti y para recibir el bebé. Te recomendamos organizar esto a tiempo ya que, si comienza el parto y las contracciones, corres el riesgo de olvidar algo importante.

1. La documentación para el hospital

A lo largo de todo el embarazo, habrás ido haciendo un acopio de papeles relacionados con tu gestación: las diferentes analíticas con sus resultados, las ecografías del bebé, las últimas pruebas de monitores o el resultado del exudado.

Te recomendamos guardar estos documentos en una carpeta para evitar descolocar o perder tu papelería. Ten en cuenta que tienes que traer: tu documento nacional de identidad, tu tarjeta sanitaria, el certificado del seguro –en caso de ir a una clínica privada– y el libro de familia. Procura tener esta carpeta dentro de la maleta para no olvidarla y así serás ágil durante todo el proceso.

2. La maleta de la mamá

Empaca ropa que sea cómoda. La mayoría de los hospitales te dan camisones pero algunos hospitales dejan que las madres se pongan su propia ropa después del nacimiento del bebé. Recuerda que estarás dos o tres días en el hospital y vendrán a verte. Procura llevar: dos camisones, una bata, unas zapatillas y unos calcetines. Te aconsejamos que tus camisones tengan una abertura por delante –para que te permitan dar pecho a tu bebé sin problemas–. Te recomendamos optar por la manga corta, ya que ésta es más práctica ya que tendrás una vía y además puede que te tomen la tensión durante tu estancia en el hospital.

Otro dato importante: no olvides llevar uno o dos sujetadores de lactancia y discos protectores –aunque los primeros días sólo producirán el calostro y todavía no habrá llegado la subida de la leche–. Es conveniente que también lleves calzones desechables.

En cuanto a los productos de higiene, en muchas maternidades proveen a la mamá de un neceser con: gel, champú y crema. Sin embargo, te aconsejamos que, de todas formas, lleves tu propia bolsita que contenga: gel, champú, pañuelos de papel, crema hidratante, cepillo y pasta de dientes, protector labial, cepillo para el pelo y algún coletero. No olvides llevarte también tu teléfono y su cargador, así como tu cámara de fotos. No lleves anillos, relojes, pulseras u otro tipo de joyas, te estorbaran para poder agarrar bien al bebé y ponerle al pecho. Y, por último, no olvides meter en tu maleta para el hospital ropa para cuando te den el alta.

3. La maleta del hospital para el bebé

Te recomendamos que le lleves la ropa al bebé –a pesar de que muchos centros de maternidad le puede prestar momentáneamente la ropa–. Lleva: dos o tres trajecitos o pijamas de algodón, un gorrito –para evitar la pérdida de temperatura nada más nacer– y unas manoplas –para evitar que el bebé se arañe si tiene las uñas largas–, calcetines, la ropa para llevarle a casa, una toquilla o arrullo y pañales. No olvides que, al momento de salir del hospital, tendrás que tener instalado un asiento en el carro especial para el bebé.

Top