Vitalia Salud Blog

¿Qué debemos de saber acerca de la diabetes?

¿Qué es la diabetes?
La diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo es incapaz de: producir, utilizar y almacenar la glucosa –es decir, una forma de azúcar–. La glucosa se acumula en la sangre lo cual causa un aumento exagerado del nivel de azúcar.

Ahora bien, existen dos tipos de diabetes. El primer tipo –también conocido como llamada juvenil o insulino-dependiente–, el cuerpo deja de producir íntegramente la insulina –una hormona que permite al organismo el uso de la glucosa proveniente de comidas para la  producción de energía–. Los pacientes con diabetes tipo 1 deben inyectarse de insulina a diario para sobrevivir. Este tipo tiende a desarrollarse en niños o adultos jóvenes; sin embargo, puede ocurrir a cualquier edad.

Por otro lado, la diabetes tipo 2 –también conocida por su inicio tardío o no-insulino dependiente– surge cuando el cuerpo no produce una cantidad suficiente de insulina y/o es incapaz de utilizar la insulina adecuadamente –es decir, la resistencia a la insulina–. Este tipo de diabetes ocurre normalmente en pacientes con 40 años o más que padecen de sobrepeso y que tienen una historia familiar de diabetes.

¿Cómo sabe una persona si tiene diabetes?
Aquellos que padecen diabetes normalmente presentan los siguientes síntomas: sed, poliuria –el deseo de orinar frecuentemente–, pérdida de peso, aumento del apetito, visión borrosa, irritabilidad, adormecimiento de las manos o pies, infecciones frecuentes –de la piel, vejiga o encías–, lesiones que no cicatrizan y fatiga extrema inexplicable. Por otro lado, en la diabetes tipo 2, en algunos casos no hay síntomas notorios. Esta forma de diabetes se da gradualmente de tal forma que los síntomas no son notados por la persona.

¿Quién desarrolla diabetes?
La diabetes se puede presentar en cualquier persona. Sin embargo, hay un riesgo evidente para  aquellos que tienen familiares cercanos que padecen la enfermedad. Hay otros factores de riesgo que incluyen: obesidad, colesterol alto, presión arterial alta y sedentarismo. Es importante notar que el riesgo de desarrollar diabetes también aumenta a medida que las personas envejecen.

Las personas mayores de 40 años y con sobrepeso tienen mayor riesgo para desarrollar diabetes.  Es importante mencionar que la diabetes es más común en: indígenas americanos, afro-americanos, hispano-americanos, asiático-americanos/nativos de islas del Pacífico.


¿Cómo se trata la diabetes?
Existen ciertas cosas que todos los pacientes con diabetes, ya sea tipo 1 o tipo 2, deben hacer para conservar su salud. Los pacientes deben, ante todo, tener un plan de alimentación. Necesitan tener en mente que el ejercicio debe de ser realizado a diario, ya que la actividad física ayuda a que el cuerpo use –de manera más óptima– la insulina con la finalidad de convertir la glucosa en energía para las células. Ahora bien, todos los pacientes con diabetes tipo 1 y algunos con diabetes tipo 2, también deben inyectarse insulina. Se dice que algunos pacientes con diabetes tipo 2 toman pastillas o “hipoglucemiantes orales” que ayudan a que el organismo produzca más y/o utilice –de manera más óptima– la insulina. Sin embargo, algunos pacientes con diabetes 2 pueden controlar su enfermedad sin medicamentos siempre y cuando cuando lleven un plan nutricional y realicen  ejercicio regularmente.

Es importante que todos los pacientes con diabetes vayan con el endocrinólogo cada seis meses. Asimismo, los pacientes también deben ir con un nutriólogo para que se le brinde una alimentación personalizada.  De igual manera, todos los pacientes con diabetes deben consultar regularmente a un oftalmólogo para realizar u examen ocular por lo menos una vez al año; es importante hacerlo para asegurarse de que cualquier problema visual asociado con diabetes sea diagnosticado y tratado a tiempo. Es imprescindible que los pacientes con diabetes deban aprender a monitorear sus niveles de glucemia. El control, diario, ayudará a determinar la efectividad del plan nutricional, el plan de ejercicio y los medicamentos para controlar los niveles de glucemia.

¿Qué otros problemas pueden causar la diabetes?
Ahora, es fundamental tener un control de la glucemia porque una diabetes manejada inadecuadamente puede llevarlo a un sin-número de complicaciones a largo plazo: ataque cardíaco, infarto, ceguera, falla renal, enfermedad vascular que requiere amputación, daño nervioso, e impotencia en hombres. Afortunadamente: un estudio nacional reciente en un período de 10 años ha demostrado que si el paciente mantiene sus glicemias cercanas a lo normal se puede reducir el riesgo de desarrollar algunas de estas complicaciones en un 50% o más.

¿Se puede prevenir la diabetes?
Los estudios muestran que cambios en el estilo de vida pueden prevenir o retardar el inicio de la diabetes tipo 2 en aquellos adultos que tienen riesgos para adquirir esta enfermedad. Las metas recomendadas son la pérdida de peso (5-10% de peso corporal) y ejercicio (30 minutos al día)  moderados.

Top