Vitalia Salud Blog

Los efectos del estrés

Según los especialistas de Mayo Clinic, cuando una persona percibe una amenaza o se siente presionada, el hipotálamo inicia un sistema de alarma en el cuerpo; esto se da mediante el sistema nervioso y hormonas como la adrenalina y el cortisol. La adrenalina aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial y aumenta el suministro de energía; por otro lado, el cortisol favorece la producción de glucosa en la sangre, altera las respuestas del sistema inmune, digestivo, reproductor y los procesos de crecimiento. Por ello, la frecuente exposición al estrés genera daños físicos en el cuerpo, que merman la calidad de vida de las personas como dolor de cabeza, piel seca, tic nerviosos. En este artículo, se presentan diez efectos del estrés

1. Obesidad y sobrepeso
Al estar en un constante estrés, la persona no limita la ingesta de alimentos altos en calorías porque busca satisfacer sus necesidades emocionales.

2. Pérdida del cabello
Ésta es una de las consecuencias más frecuentes del estrés, ya que se presenta por el debilitamiento de los folículos pilosos o bien la ansiedad de jalar el cabello para lidiar con sentimientos negativos.

3. Depresión
Las situaciones estresantes aumentan el riesgo de padecer la depresión. Los problemas para afrontar la tensión generan desgaste físico, mal humor y sentimientos de tristeza.

4. Reducción del deseo sexual
La producción elevada de cortisol reduce la generación de las hormonas que alimentan la libido.

5. Menstruación irregular
El estrés crónico daña el equilibrio hormonal del cuerpo; se inducen a retrasos o ausencias del flujo menstrual. Incluso, algunos estudios aseguran que las mujeres con empleos estresantes tienen riesgo 50% mayor a tener periodos cortos.

6. Acné
Los altos niveles de cortisol que se generan por el estrés aumentan la producción de aceites o grasas corporales; contribuye directamente a la aparición de espinillas.

7. Úlceras
El estrés altera el sistema digestivo en las personas y, por ende, incrementa la producción de ácidos estomacales; se favorece el desarrollo de úlceras, indigestión y malestares.
8. Insomnio
El insomnio es una consecuencia frecuente del estrés; se genera por la alteración del sistema nervioso y por ello, se dificulta la concentración, genera irritabilidad y falta de motivación.

9. Disminución de fertilidad
Estudios recientes revelan que las mujeres con altos niveles de la enzima llamada alfa-amilasa tienen más dificultades para quedar embarazadas.

10. Enfermedades cardiacas
De acuerdo con el Centro Médico de Columbia University, el aumento del riesgo cardíaco por el estrés equivale a fumar cinco cigarrillos por día, ya que la tensión aumenta el nivel de hormonas en la sangre y acelera la presión arterial.

Top