Vitalia Salud Blog

La importancia de ser evaluado por un médico

En muchas ocasiones, ante una molestia, un dolor o simplemente un catarro, sientes la curiosidad de saber de qué se trata, de si esto está relacionado con alguna otra enfermedad y de las posibles formas de solucionarlo.

Esto hace que busques información y lo haces de manera rápida, pero poco segura: acudes a internet.

docs

El acceso a Internet le ha facilitado a las personas consultar cualquier cosa por la cual sienta inquietud y, mayormente, si es por problemas de salud, porque tan solo con un clic podemos ingresar a un buscador, poner una palabra o frase, y se abre un mundo de información, muchas veces inexacta y que puede ser mal interpretada, y en vez de resolver la curiosidad se genera una gran preocupación.

El Centro de Investigaciones Pew, de EEUU, asegura que el 80 % de los usuarios de internet han buscado información de salud en línea. Aunque esa práctica puede ser beneficiosa en algunos casos, la abundancia de información poco confiable en línea nos puede convertir en hipocondríacos electrónicos o, lo que es peor aún, desinformarnos o mal informarnos sobre un padecimiento real y obviar la ayuda profesional para el diagnóstico y el tratamiento adecuado.

Vitalia te presenta los cinco errores más comunes que se cometen cuando se realiza una búsqueda para un diagnóstico en internet —por cortesía de una selección de profesionales en el cuidado de la salud— .

 

Buscar a ciegas

anh-dep-bac-si-tim-mach

El Dr. Kevin Pho de KevinMD.com lo señala, “hay una gran cantidad de información errónea en la red e información que puede ser peligrosa“. En especial si no consideras quién sube la información en primer lugar. Pho insta a los usuarios a que opten por las direcciones de internet que terminan en .org y .edu cuando busquen información de confianza sobre el cuidado de la salud, y que revisen quién está financiando la recopilación de esa información. “Hay mucha información que viene de organizaciones que intentan vender productos o cumplir sus propósitos en la red”, dijo. Él sugiere recurrir a sitios como la Clínica Mayo, al igual que a los tesoros de información preparados por doctores cuando busquen información en internet.

 

Meterse de lleno en los foros

Si hay algo que a las personas les gusta hacer en línea es hablar sobre sus problemas, especialmente sobre cosas triviales como la tos, dolores de cabeza, y las varias y diversas secreciones de sus bebés. Todo eso está muy bien; ¡compartir sus experiencias con otros es enriquecedor! A no ser que las personas con las que lo compartas no sean las más calificadas para aconsejarte respecto a tu salud. “Fácilmente puedes caer en ese agujero y encontrar algún foro que en realidad no es relevante, pero quizá parece serlo”, advirtió Craig Monsen, cofundador de la aplicación de monitoreo de síntomas SymCat. El truco es ser cautelosos acerca de los temas que se discuten en los foros, y qué tanto se relacionan contigo. Y, sabe, si las personas empiezan a hablar de remedios caseros hechos a partir de cloro, quizá es mejor que se salgas de ahí y vea a un doctor.

Guardar silencio con los médicos

medico-1-shutter-960

Ayude a su médico a que le ayude. Si le preocupa una situación médica en particular e investigó un poco para delimitar los padecimientos que sufres, comparta esa información con su médico. “Yo realmente aprecio cuando los pacientes traen información que encontraron en línea, porque eso me permite guiar mis recomendaciones y plan con base en sus verdaderas preocupaciones”, dijo Burgert. “Las personas se asustan cuando se enferman y experimentan algún dolor, y quieren utilizar varias fuentes de información para recibir ayuda. El internet se suma a la pericia de ese profesional para lograr ese propósito”. Sin embargo, debes recordar que saber cómo usar el internet no te convierte en doctor. Google no cuenta como una segunda opinión. Si no estás conforme con el diagnóstico de tu doctor, búscala de la forma tradicional.

Aplazar lo inevitable. Si su dolencia no desaparece, por mucho que verifique sus síntomas y consulte páginas de la Clínica Mayo, no recibirá ayuda. Haga una cita con un médico. Hágalo inmediatamente.

Top