Vitalia Salud Blog

Identica la depresión posparto

La maternidad es una etapa que asociamos con alegría y plenitud, un nuevo comienzo que se celebra. Sin embargo, hay ocasiones en las que muchas mujeres sienten melancolía o tristeza después de haber dado a luz. Pueden sentir cambios en su estado de ánimo, tener crisis de llanto, pérdida del apetito o insomnio. Estos síntomas desaparecen en unos días, cuando no es así, se habla de depresión posparto.

Se trata de una depresión de moderada a intensa en una mujer después del parto, suele presentarse poco después de éste o hasta un año más tarde, siendo más frecuente dentro del primer trimestre posterior.

Las causas exactas de la depresión posparto se desconocen, pero se cree que los cambios en los niveles hormonales durante y después del embarazo pueden estar relacionados. Asimismo, hay muchos otros factores que también impactan en el estado de ánimo de las nuevas madres durante este período:

  • Cambios en el cuerpo a raíz del embarazo y el parto
  • Cambios en las relaciones laborales y sociales
  • Tener menos tiempo y libertad para sí misma
  • Falta de sueño
  • Preocupaciones acerca de su capacidad para ser una buena madre

Estas sensaciones contradictorias pueden romper el desarrollo del vínculo materno-filial, ergo afectar negativamente en el crecimiento del bebé recién nacido. La nueva madre puede sentirse desesperanzada e inútil y perder interés por su hijo. También puede sentir deseos de lastimarse o lastimar a su hijo. De aquí la importancia de detectar la depresión posparto a tiempo.

Las probabilidades de experimentar este tipo de depresión son más altas en ciertas circunstancias, por ejemplo si viviste un hecho estresante durante el embarazo o el parto, como una enfermedad, muerte o padecimiento de un ser querido, un parto difícil o de emergencia, un parto prematuro o una enfermedad o anomalía congénita en el bebé.

 

 

Los síntomas de la depresión posparto son los mismos que los síntomas de cualquier diagnóstico de depresión. Es decir: agitación e irritabilidad, cambios en el apetito, sentimiento de inutilidad o culpa, falta de interés en todas o en la mayoría de las actividades, pérdida de la concentración y de energía, pensamientos de muerte o suicidio,  ansiedad o dificultad para dormir.  

Es difícil decir cuánto tiempo dura la depresión posparto, algunos casos duran una semana y otros pueden prolongarse por meses. El tratamiento es parecido al de cualquier otra depresión, siendo la terapia psicológica lo más indicado. En algunos casos, es necesario combinar la terapia con medicamentos. Por otro lado, la terapia conductual cognitiva y la terapia interpersonal son tipos de psicoterapia que a menudo ayudan en estos casos.


Si sospechas que tú o tu pareja puede tener depresión posparto, consulta con el médico para que te indique la manera más viable de tratarla. No pongas en riesgo tu salud ni la de tu bebé, acude con un especialista.

 

Fuente: Medline Plus

Top