Vitalia Salud Blog

Enamórate de las bondades del hemp

El hemp o semilla de cáñamo es uno de los cultivos más antiguos del mundo. Su aceite es reconocido por la Organización Mundial de la Salud por tener el balance ideal de 3 a 1 de omega 6 a omega 3. Las propiedades de esta pequeña semilla son muchísimas, así que sigue leyendo para que conozcas más.

 

El consumo de hemp, ya sea como aceite, proteína o en semilla, es ideal para personas con baja ingesta de ácidos grasos esenciales. Además, es perfecto para atletas, niños, adultos mayores y personas veganas o con padecimiento de alergias, pues no contiene ninguno de los ocho principales alérgenos: leche, huevo, pescado, crustáceos, nueces, cacahuates, trigo y soya.

 

 

Como mencionamos, a diferencia de otras semillas, el hemp tiene un balance perfecto de ácidos grasos (3:1) omega 3 y omega-6. Eso sin mencionar que su contenido de ácido gamma linolénico (GLA) es muy alto. El GLA ayuda a balancear de forma natural las hormonas y el sistema inmunológico. De hecho, la Asociación Americana del Cáncer ha reconocido el valor anticáncer del GLA.

 

Por otro lado, el contenido de proteína del hemp es muy alto. Tan solo tres cucharadas te proporcionan 12 gramos de proteína que contiene el perfil de los 20 aminoácidos que el cuerpo necesita. El 65% de estas proteínas está presente como edestina y 35% en albúmina. La primera es muy similar a la proteína globular que se encuentra en la sangre, por lo que es muy buena para personas con anemia; la segunda es una proteína de muy alto valor biológico que el cuerpo requiere para realizar diferentes funciones.

 

 

Asimismo, el hemp es muy fácil de digerir y no causa gases ni inflamación como otras proteínas vegetales. Por ser rico en fibra soluble e insoluble, limpia el colon de manera natural y ayuda mantener un balance adecuado en los niveles de azúcar en la sangre.

 

En resumen, entre los beneficios del hemp se mencionan:

 

Algunos de sus beneficios son:

  • Reduce de los niveles en sangre de colesterol LDL.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Mejora la circulación cardiovascular y su función.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Aumenta los niveles de energía y la tasa metabólica.
  • Mejora la recuperación de los músculos después del  ejercicio.
  • Reduce y trata la piel seca y acondiciona el cabello.

 

Una de las formas más fáciles de consumir hemp es tomando el aceite de forma directa o hacer un licuado con proteína y jugo de fruta. También pueden esparcirse sus semillas sobre fruta fresca o yogurt.  No dudes en incluirlo en tu dieta diaria para obtener sus beneficios nutricionales.

 

 

Fuente: Nutri GPS

Top