Vitalia Salud Blog

Autocuidado o cómo ser bueno con uno mismo

Te levantas a las 6 de la mañana para ir al trabajo. Omites el desayuno porque ya vas algo tarde. No dormiste bien la noche anterior (ni en toda la semana) y te duele la cabeza durante el día. A la hora del almuerzo compras comida rápida, mientras sigues trabajando en los pendientes. Sales de la oficina pensando en lo que tienes que hacer al otro día. Llegas a casa y sólo te queda energía para cenar. Te duermes junto a la computadora mientras ves una película…. 

 

 

¿Te suena familiar esta historia? Probablemente sí. El ritmo de vida que llevamos en la actualidad es muy exigente, por lo que es común que olvidemos cuidar de nosotros mismos. Ya sea que no te hayas dado cuenta o que estés esperando a terminar esos pendientes, descuidar de tu salud física y mental tiene consecuencias graves. Es por eso que en los últimos años ha surgido el concepto de autocuidado: prácticas cotidianas que realizamos para cuidar nuestra salud física y mental, así como prevenir enfermedades.

 

El autocuidado es una herramienta vital para mantenernos felices y plenos. Comprende una serie de prácticas como manejo de estrés, actividad física, recreación, manejo de tiempo libre, interacción social, alimentación, entre muchas otras. Es una forma de brindarnos amor, seguridad y protección no sólo para el día a día, sino también para el futuro. El autocuidado es un proyecto individual que requiere de compromiso y respeto hacia nosotros mismos.

 

Ahora que ya conoces este concepto, contesta las siguientes preguntas y descubre qué tan bueno eres contigo mismo. Recuerda que para tener autoconocimiento debes ser totalmente honesto al responder.

 

  1. ¿Me alimento sanamente?
  2. ¿Descanso lo suficiente?
  3. ¿Cuándo fue la última vez que me realicé un examen médico general?
  4. ¿Me doy espacio para gustos y pasatiempos?
  5. ¿Cuántos minutos al día dedico a conectarme con mi yo interior?

 

Seguramente descubriste cosas muy importantes sobre ti. Ahora que has terminado esta breve prueba, comparte este artículo con tus amigos y familiares. Es importante que tanto tú como ellos se hagan responsables de su propia salud. ¡Cuídate y cuida a tus seres queridos! 

 

 

Fuentes

Portal académico UNAM

Top