Vitalia Salud Blog

Aprende a dejar de ser sedentario

Llevar una rutina con poca actividad física está lejos de ser una vida saludable. El sedentarismo podría conducir a la obesidad y el sobrepeso que, en casos extremos, podría llevarte incluso a la muerte. Es sumamente importante dejar atrás los malos hábitos y empezar a moverte para que tu cuerpo sienta los beneficios de una vida más activa.

 

Para empezar, debes conocer algunas de las principales consecuencias del sedentarismo:

Mala condición física. Si no realizas ejercicio con regularidad, es bastante probable que tengas una mala condición física, que no es más que un mal rendimiento al hacer cualquier actividad física, como caminar rápido o subir escaleras.

Aumento de probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades. La falta de actividad física también aumenta el riesgo de padecer determinadas enfermedades cardiovasculares y coronarias. Destacan sobretodo la diabetes, hipertensión arterial y ataques cardíacos.

 

Deterioro del cuerpo y problemas articulares. Debido a la pérdida de masa muscular y fuerza, el sedentarismo tiende a causar a su vez dolores articulares y contracturas en la espalda y cintura.

 

Osteoporosis. El envejecimiento, el sedentarismo y la mala alimentación son factores que aumentan el riesgo para desarrollar osteoporosis, un padecimiento metabólico que afecta los huesos y puede provocar fracturas que dañan la calidad de vida.

 

Trombosis coronaria. La falta de ejercicio puede llevar a que el cuerpo deje de quemar calorías. Un exceso de ellas se acumula en forma de grasa, elevando también lla cantidad de lipoproteínas, colesterol y grasa en sangre. A su vez, esto impide la flexibilidad de las paredes de los vasos sanguíneos y puede endurecer las arterias.

 

Dolor de espalda. Las posturas incorrectas, producto de estar sentado por períodos prolongados, aumentan la presión sobre el disco entre las vértebras, lo que también facilita la aparición de hernias discales, fisuras o contracturas.

 

Muerte prematura. La inactividad física se ha asociado consistentemente con un mayor riesgo de muerte prematura, además de estar vinculado con un mayor riesgo de patologías como la enfermedad cardiaca y el cáncer.

Ahora que ya conoces algunos de los problemas que puede acarrear llevar una vida poco activa, es momento de aprender a dejar de ser sedentario.

 

Es muy importante realizar actividad física de manera diaria para acabar con el sedentarismo. Puedes elegir un programa de ejercicios divertidos en alguna app para tu teléfono que te mantenga motivado a seguir practicando diario. Esto te devolverá el control de tu salud y podrás mejorar tu vitalidad, condición física y trabajar en el exceso de peso.

 

No solo verás que tu salud física mejora, también verás beneficios psicológicos como la disminución de estrés, una mayor confianza y autoestima. Recuerda que si no estás acostumbrado a realizar actividades físicas de manera regular, puedes comenzar a ejercitarte poco a poco.

 

No es necesario que te inscribas a un gimnasio, basta con no permanecer sentado y en la misma posición durante largos periodos de tiempo y empezar a moverte más. Este es el momento de cuidar tu salud en pro de una mejor calidad de vida, ¡decídete ya!

Fuente: ClikiSalud, El Día, Vitónica

Top