Vitalia Salud Blog

3 acciones que haces que le provocan estrés a tu pareja

No hay nada más hermoso que estar enamorado. Las rosas son rojas, el cielo es azul y las aves cantan. Sin embargo, a veces las cosas pueden no ir tan bien. Es ahí cuando las rosas se marchitan, el cielo relampaguea y en lugar de aves cantando son perros ladrando. Las cosas pueden comenzar a deteriorarse cuando en lugar de que tu pareja se sienta en paz y agusto contigo, comience a sentirse estresado. A continuación te compartimos algunas cosas que puedes estar haciendo y que seguramente le están provocando estrés a tu media naranja.

 

Sacas a relucir “trapos viejos”

Te gusta viajar al pasado. No, no se ha inventando la máquina del tiempo. Sin embargo, tu memoria de elefante te permite recordar sucesos que acontecieron hace días, meses e incluso años entre tú y tu pareja. Casualmente sacas a relucir estos acontecimientos de antaño en medio de discusiones o para hacer valer algún argumento. Recuerda que no hay mejor lugar para vivir que el presente. Deja ir de rencores y perdona de corazón o no lo hagas. Traer problemas que se suponían resueltos una y otra vez solo trae infelicidad a tu media naranja.

 

Das ultimátums

Cuando haces esto, estás intentando controlar a tu pareja a la fuerza. Esto solo le ocasiona impotencia y enojo, pues lo estás condicionando a que haga o deje de hacer algo con amenazas. Recuerda que tener una buena comunicación es elemental. No des ultimátums, mejor habla con tu pareja acerca de las cosas con las que no te sientes agusto. Platiquen y lleguen a un acuerdo.

 

Te enojas por todo

El término “hater” se ha vuelto muy popular entre los millennials. Sin embargo, la realidad de las cosas es que a nadie le gusta estar con alguien que siempre está enojado. La vida ya es complicada y difícil por sí sola como para añadir un grado más de dificultad con la persona que amas. Recuerda que tu pareja quiere ser capaz de hablar contigo sin que explotes por cualquier cosa que dice. Aprende a no tomarte las cosas de manera tan personal y fluye con la corriente.

 

Fuente:

HuffingtonPost

Top